Horas
Minutos
Segundos

Campañas fraudulentas de Google Ads: UN GRUPO SE APROVECHÓ DE ELLAS

Noticias
Campañas Fraudulentas
Aquí encontarás:

Google ads no se escapa de los peligros que se pueden presentar en materia de ciberseguridad en la web. Por ello, te hablaremos de las Campañas fraudulentas de Google Ads.

Tanto es así que un grupo de estafadores se hicieron con una suma importante de dinero, utilizando la plataforma paga de anuncios de Google. Adicionalmente usaron blogs robados y un esquema de anuncios publicitarios de estilo “pop-under” en portales de internet para adultos.

Genera más dinero con tan solo 2 horas más al mes

¡Registrate para conocer cómo!

Cómo se produjo la estafa

De acuerdo a testimonios de expertos de Malwarebytes, empresa proveedora de seguridad cibernética, aseguran que las personas encargadas de realizar la estafa millonaria pudieron aprovecharse de usuarios que frecuentaban portales de internet para adultos para crear impresiones de anuncios.

Aún sin la necesidad de que estas personas vieran los anuncios, con el esquema pop-under se muestra la publicidad en la parte inferior, por la parte posterior del navegador, con el propósito de que no sea cerrada inmediatamente.

La rentabilidad de los anuncios pop-under son semejantes a los anuncios emergentes que se emiten cuando una persona hace clic en un determinado portal de internet.

En vista del alto volumen de tráfico que tienen las páginas para adultos, no es casualidad que muchos desarrolladores se aprovechen de este hecho para implementar este tipo de anuncios, el cual es considerado legal.

Su propósito es llenar la página final con material llamativo y atractivo, con el objeto de crear curiosidad en las personas que visitan estas páginas, y a su vez promover el flujo de las impresiones de los anuncios.

No obstante, aunque parecía legítima, en la parte superior del portal se mantenía un iframe que daba publicidad a otra página web para adultos. La cual, mantenía cubierto el sitio pop-under haciéndolo permanecer fuera de la vista de los usuarios.

Adicional a ello, el portal de forma constante actualizaba su contenido XXX en lapsos de tiempo constantes, con la finalidad de dar a conocer un novedoso artículo, el cual seguía oculto en modo de superposición con el propósito fundamental de monetizar en Google Ads.

Todo esto se produce sin conocimiento de los usuarios, lo que hacía que su práctica estuviese al margen de la legalidad correspondiente.

Otra forma de ganar dinero de los estafadores

Lo más cumbre del caso es que no era la única manera en que los estafadores estaban haciendo de las suyas mediante el esquema de anuncios pop-under.

Con el solo hecho de cargar una publicidad en el portal emergente genera impresiones de anuncios que sencillamente las redes también pagarán.

Y lo más cumbre de todo, es que los estafadores pueden cobrar el dinero, sin la necesidad de que los usuarios estén viendo la página.

Una de las pistas que delató este acto fraudulento fue la permanencia de Google Ads en el portal del iframe. Por lo cual, las políticas de Google no autorizan anuncios publicitarios en páginas de internet que trabajen con material y contenido exclusivo para adultos.

La empresa de ciberseguridad afirmó que fue una manera muy inteligente de mantener oculto un blog de carácter falso que poseía una gran cantidad de anuncios, la gran mayoría de índole pornográfico detrás de un iframe a pantalla completa.

Otra forma de ganar dinero de los estafadores​

Consigue configurar DE MANERA PERFECTA tus cuentas de Google Ads, Shopping y Merchant center, para que SIEMPRE CUMPLAS CON LAS POLÍTICAS de GOOGLE👇

Sacando cuentas de las Campañas Fraudulentas de Google Ads

De acuerdo a investigaciones realizadas por Malwarebytes, se ubicaron alrededor de unas 300.000 visitas por mes, y cerca de 50 páginas frecuentadas por visitas. El lapso de tiempo que un visitante permanecía en el site fué de aproximadamente 8 minutos.

Las cuentas arrojaban que para obtener el ingreso calculado, un ser humano debía visualizar un número de 51 artículos, en un promedio de 8 minutos máximo. ¿Era eso posible? Es totalmente inviable.

Lo más seguro es que los usuarios estaban ocupados en la otra pestaña que permanecía activa, atendiendo sus propios asuntos, mientras la otra hacía lo suyo.

La publicidad bajo el esquema pop-under produjo una gran cantidad de dinero para los estafadores.

Tanto así que los números indican que las impresiones totales promedio generaron un poco más de 76,4 millones al mes con un costo promedio de mil impresiones a 3.50 dólares.

Se desconoce quienes estuvieron detrás del fraude, aunque la terminología utilizada en su código apunta a que eran rusos.

Una vez Malwarebytes dió cuenta a Google de lo sucedido, de forma inmediata la compañía cerró estos anuncios publicitarios de forma indefinida y definitiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

REGÍSTRATE Y ACCEDE A LA MASTERCLASS GRATUITA

Ir arriba
Esta web utiliza cookies. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas.    Más información
Privacidad